domingo, 30 de agosto de 2009

LA VUELTA AL...

Como los niños al colegio, los coleccionables y las nuevas temporadas de las series de televisión, acá estoy otra vez meses más tarde. Y es que septiembre tiene bastante en común con el día de Año Nuevo. El tiempo empieza de nuevo a correr y uno se hace nuevos propósitos. Los míos son pequeños. El más inmediato es operarme la vista. El día en que tiraré a la basura mis lentillas y gafas está a la vuelta del martes porque este mismo miércoles, servidora pasará, por segunda vez en su vida, por quirófano. Os voy a ahorrar el drama y diré simplemente, que no me gustan los hospitales, los médicos y los quirófanos fuera de una pantalla de TV. La razón es obvia: los médicos de verdad son mil veces más feos que los de la TV.
Para compensar el mal rato, mis noches de insomnio y mis pesadillas con ojos cortados al más puro estilo Buñuel, me voy a ir de vacaciones. Tras dos años de ejercer como adicta al trabajo, me tomaré 10 días para no hacer nada más que pasear como una turista del montón. El sitio elegido, Andalucía y la excusa, acompañar a una de mis mejores amiga en el desquite de su damnificación sentimental.
De cómo me ha ido el verano, pues que queréis que os diga, siempre me parece demasiado breve y es que cuando uno se divierte, el tiempo vuela.

4 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Ánimo con la operación de ojos. Ya verás como se disfruta luego sin tener que preocuparse por donde ha dejado uno las gafas.

Alegoria dijo...

Eso es lo que evita que salga corriendo en busca del escondite más próximo.

Mashey Shumey dijo...

Hola, ya te he agregado a mis links de Relatos de Mashey. Me pasearé por tu blog estos días

Alegoria dijo...

Hola Mashey Shumey.
Lo cierto es que has sido un hallazgo.
Espero que ayer te fuera bien.