domingo, 25 de mayo de 2008

MADE IN ALEGORIA


Anoche pospuse la tradicional cena con la que mis amigas me obsequian anualmente, por una fiesta campestre nocturna. La foto corresponde al camino de cabras por el que se llega a la cabaña donde se celebraba la susodicha fiesta. No fue el fiestón del año, pero lo mejor es que me reencontré con M y M. M y M son dos torbellinos de creatividad que tiene la facultad de hacerme sentir capaz de crear. Es una sensación difícil de explicar y que siento siempre que estoy en Miami, pero que acá, me es escurridiza como un pez.
El caso es que ya me puedo poner a fregar. ¡Dios qué horrible y cutre suena! Pero es que las musas, cuando mejor me hablan, es cuando tengo un estropajo entre las manos. Y las necesito porque me he comprometido con M y M a escribir un cortometraje para que podamos hacerlo en Agosto. En fin, mañana mismo empezaré a cultivar el arte del estropajo-inspiración.

1 comentario:

enigmala dijo...

Bruja!
Pero esta noche no te escapas, cenaremos y beberemos y ya veremos lo que viene después.
Tienes muchos cortos empezados, ya lo sabes, pero aguardaré paciente a que el mio esté listo. Mientras tanto, si necesitas inspirarte, en mi casa tengo una sala con las paredes a medio arreglar, que no veas como inspira arrancar papel y recoger faltas.